Las quemaduras solares afectan a la mayoría de las personas

Remedios naturales para las quemaduras solares

Las quemaduras solares afectan a la mayoría de las personas en algún momento de sus vidas, todos las hemos experimentado por lo menos una vez, estas son provocadas por una exposición prolongada al sol que dan como resultado una lesión que puede ir desde simple enrojecimiento hasta lesiones más complicadas.

 

Un consejo muy importante para tomar en cuenta es siempre la utilización de un protector o filtro solar, éste debe de ser usado todos los días como parte de nuestra rutina de cuidados diarios.

 

Si eres de las personas que les gusta pasar mucho tiempo el sol, ya sea porque practicas deportes, fuiste a la playa, o cualquier otra actividad en la cual estuviste expuesto, te presentamos unos remedios caseros que pueden ayudar a calmar las molestias que te producen las quemaduras solares.

 

Compresas con leche fría: las compresas con leche fría es uno de los remedios naturales más utilizados, pues la grasa y los ácidos galácticos que contiene la leche son conocidos por sus beneficios para calmar el dolor de una quemadura solar. La manera en que generalmente se utiliza es empapando una tela de algodón en leche fresca y exprimir la, de tal manera que la tela quede húmeda. Esta tela se coloca en el área afectada y se deja actuar por alrededor de media hora, posteriormente debes enjuagar la piel con agua fresca.

 

Té de manzanilla: los beneficios que encontramos en la utilización del té son gracias a los taninos, que causan un efecto relajante y de alivio en la piel quemada. La manera en que se utiliza es realizando la infusión de manera tradicional y esperar a que se enfríe de tal manera que una vez que esté fría se toma una esponja y se sumerge en el té frío, se exprime la esponja y suavemente se pone en la piel afectada. Otra manera de utilizar el té es con un atomizador y rociar generosamente la piel afectada.

 

Aloe Vera: este producto es muy conocido por sus beneficios refrescantes e hidratantes para la piel, provee una sensación de alivio y ayuda a la curación de la piel. Existen muchos productos en el mercado puedes utilizar, pero si eres el afortunado de tener una planta de áloe vera puedes utilizarlo directamente de la planta lo cual produce beneficios aún mayores.

Agua: cuando una persona se expone por mucho tiempo a la luz solar directa, se producen quemaduras en la piel que por consecuencia producen una deshidratación. Pero no solamente la piel es la que se deshidrata, sino también todo tu organismo. Es importante recalcar que posteriormente a la exposición solar hay que tomar suficiente agua para recuperar los líquidos perdidos.

 

Debemos recordar que las  deben ser evitadas en lo mayormente posible, pues el sol causa daño directo sobre la piel y además el riesgo de presentar lesiones cancerígenas aumenta proporcionalmente a la exposición solar, es por eso que los dermatólogos recomiendan la utilización diaria de cremas con protector solar.

 

Recuerden que estos son remedios caseros que se muestran como ejemplo y que nunca deben sustituir el tratamiento médico.